PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO PARA LA SEGURIDAD

SUBPROGRAMA DE PREVENCIÓN SOCIAL DE LA VIOLENCIA Y LA DELINCUENCIA CON PARTICIPACIÓN CIUDADANA

PREVENCIÓN DE VIOLENCIA FAMILIAR Y DE GÉNERO

Las integrantes de la Red de Mujeres en las colonias Tres Cruces y Francisco E. García recibieron, durante la semana del 5 al 9 de agosto, dos sesiones de capacitación, respectivamente, sobre atención a víctimas de violencia. Este tema corresponde al último del Manual de Capacitación del programa FORTASEG 2019, capitulo Zacatecas, para la prevención social de las violencias y la delincuencia con participación ciudadana. La formación corrió a cargo de la Dra. Esther Navarro, psicóloga familiar y especialista en terapia de pareja.  Por su parte, la organización de las sesiones estuvo a cargo de la maestra Cruz Dalia Muro Marrufo, historiadora de formación, y Razziel Moreno Báez, quien fue la encargada, además, de impartir un taller sobre elaboración de productos orgánicos el martes 6 en la colonia CTM, como parte del seguimiento a la red de mujeres conformada en dicha colonia durante la implementación del FORTASEG 2018. La psicóloga infantil Noelia Medina continuó con los talleres simultáneos para los hijos e hijas de las participantes cuyo objetivo persigue detectar y prevenir violencias de género.

              La primera sesión de capacitación (5 de agosto en Tres Cruces y el día 6 en la Francisco E. García) estuvo dirigida a establecer qué es una víctima y qué es la revictimización, identificar cuáles son los derechos de las víctimas de violencia, así como revisar la Ley General de Víctimas y las instituciones que brindan apoyo y acompañamiento para acceder a la justicia. La facilitadora Navarro creó un ambiente de confianza y empatía con las mujeres, quienes lograron identificarse muy bien con los ejemplos que ella proporcionó. Además, las participantes realizaron tres ejercicios psicológicos para el tratamiento de las emociones. El primero consistió en identificar un recuerdo feliz de la infancia y el sentimiento que les generó, además de señalar quién fue la persona que tuvieron de apoyo en ese momento. El segundo ejercicio fue identificar un recuerdo triste, qué sentimiento les generó y cómo se resolvió. En el tercero, las mujeres aprendieron a detectar los pensamientos que se convierten en generadores de conductas que llegan a perjudicar su estabilidad emocional. La segunda sesión de capacitación (7 agosto en Tres Cruces, día 8 en Francisco E. García) tuvo como objetivos identificar el origen de las violencias, conocer los primeros auxilios emocionales y técnicas de intervención en una crisis emocional, así como las redes de apoyo que existen en Zacatecas para las víctimas de violencia. Además, las mujeres participaron en una dinámica de representación de roles que consistió en escribir en una hoja de papel el nombre de la persona más importante de sus vidas, a quien abrazaron metafóricamente de pie y con los ojos cerrados, y le contaron todo lo que consideraron importante decir. A continuación, la facilitadora Medina las invitó a soltar a esa persona y, sorpresivamente, les arrebató la hoja que tiró a la basura como acto simbólico de liberación. El mensaje era la necesidad de liberarse de las pesadas cargas que todas llevan a cuestas y entender que han de ser felices por sí mismas, pues ellas son la persona más importante en sus vidas. También completaron un test psicológico para detectar casos de depresión y aprendieron técnicas de relajación a través del control de la respiración. Con estas sesiones, finalizó la etapa de capacitación que plantea el proyecto.

              En los talleres infantiles que de manera simultánea a la capacitación de las madres se llevan a cabo con sus hijos e hijas, en esta ocasión la psicóloga Medina recopiló los aprendizajes adquiridos en sesiones anteriores a través de una plática fluida con ellos(as). A continuación, cada uno(a) plasmó en pliegos de papel rotafolio el mundo que imaginaba y deseaba, comprometiéndose a darle esa forma en el futuro: un mundo lleno de igualdad, inclusión, solidaridad y alejado de los abusos. Para poder expresar con creatividad y libertad involucrando todos los sentidos, utilizaron chocolate líquido a modo de pintura. Como conclusión de la actividad formaron un círculo en el cual cada niña(o) compartió su sentir a partir de la obra que hizo, confirmando y reforzando los nuevos saberes adquiridos. La última sesión de talleres infantiles en cada colonia consistió en una ceremonia de cierre con globos, música y baile que contó con la participación de las madres y talleristas. Fue así que formadas(os) en círculo, las integrantes de la red y sus hijas (os) repasaron los saberes adquiridos reforzando los puntos más importantes y agradecieron el trabajo colectivo de las semanas anteriores. Después inició el festejo con lujo de alegría y entusiasmo, concretando así la amistad, solidaridad y compañerismo del grupo. A las niñas y niños se les otorgó una medalla como premio al respeto y tolerancia y todas(os) disfrutaron de una merienda especial preparada por las madres, además del coffee breake acostumbrado. 

              En la colonia CTM se llevó a cabo un taller de productos orgánicos el martes 6 de agosto, facilitado por Razziel Moreno Báez, como parte del seguimiento a la Red de Mujeres conformada el año pasado con FORTASEG 2018. Las mujeres aprendieron a preparar champú orgánico de manera artesanal, pudiéndose llevar como resultado a sus casas tres variedades del mismo. Además, trataron temas pendientes respecto a los acuerdos fruto de la marcha exploratoria llevada a cabo en 2018, como compromisos incumplidos o ineficaces al ser llevados a la práctica y otros asuntos que pudieran haber sido pasados por alto.