CALLE TACUBA

Data del siglo XVI y forma parte del Camino Real de Tierra Adentro, ha conservado su nombre original a pesar del tiempo y de algunas transformaciones. En esta calle estuvieron desde entonces las residencias de los vecinos más prominentes: condes, mineros e intendentes vivieron aquí.

En el centro estuvo una fuente para surtir agua de uso común la cual fue destruida para erigir el monumento ecuestre al Gral. Jesús González Ortega, personaje de gran importancia en la Guerra de Reforma y la intervención francesa. La estatua fue realizada en bronce por el escultor hidrocálido Jesús F. Contreras y develada en 1898; a partir de entonces la calle llevó oficialmente el nombre del general homenajeado (aunque se continuó nombrándole “Tacuba”). Este monumento fue reubicado en 1949 en el Parque Enrique Estrada.

El espacio dejado por “el Caballito”, como popularmente se le conoce, fue llenado por la “fuente de los faroles”, diseñada por Don Federico Sescosse –reconocido conservador de la ciudad- retomando elementos de la fuente de los faroles de Sevilla, España.

Monumento al Gral. González Ortega en su lugar original, 1904.
Fot. Col. Federico Sescosse.