FACHA "CONVERSIÓN DE SAN AGUSTÍN"

Fue construida bajo los atrevidos modelos del barroco del siglo XVIII, se salvó de las transformaciones que todo el conjunto conventual sufrió a raíz de las Leyes de Reforma de 1857. Representa el momento en que San Agustín de Hipona se convierte definitivamente al Cristianismo.

Bajo una higuera, aparece Agustín en un momento de pesadumbre por su libertina vida. Está representado vestido a la usanza del siglo XVIII y al centro de un bello jardín en Milán. Entre cipreses, con la mano izquierda y sobre su pecho sostiene la Biblia en las epístolas de San Pablo, las cuales lograrán convertirle al cristianismo, pero antes, un ángel aparece de entre las nubes -ángeles músicos lo acompañan- y de su boca sale una cintilla en la que se lee “Tolle et Lege”, es decir, “Toma y lee”; un canto que Agustín escuchó tras las puertas del jardín y que interpretó como invitación divina a leer la Biblia. Toda la escena la preside un un sol resplandeciente, símbolo de Cristo.

Trabajos de rescate de la fachada “Conversión” hacia 1964.
Fot. Coordinación Nacional de Monumentos INAH.